Tratamientos

Fisioterapia y Osteopatía

Osteopatía y Quiropráctica

La Osteopatía consiste en una valoración y un tratamiento global del paciente. Mediante la quiropráctica, corregimos y ajustamos los desequilibrios que aparecen en la espalda, haciendo uso de manipulaciones en las vértebras afectadas.

Ondas de Choque

Consiste en aplicar ondas sónicas de alta energía y presión en los diferentes tejidos del organismo. Es un tratamiento muy eficaz en aquellas patologías crónicas, óseas o musculares, que no responden a tratamientos convencionales.

Punción Seca y Fibrólisis Diacutánea

Son técnicas muy efectiva en el tratamiento del dolor miofascial, específicamente en el tratamiento de los llamados puntos gatillo miofasciales (PGM). Los PGM son puntos de máximo acortamiento de un músculo y causan dolor referido (a distancia).

Fisioterapia de la Espalda

Sobrecargas musculares, alteraciones posturales, esguinces cervicales, neuralgias, protusiones, hernias discales, ciáticas, escoliosis, cifosis, artritis, artrosis, etc. A través de una valoración, exploración y diagnóstico, se determinará cuál es el problema y qué tratamiento es el adecuado.

Fisioterapia Deportiva

Contusiones, distensiones, esguinces, fracturas, roturas musculares, tendinitis y sobrecargas musculares. Los tratamientos y plazos de recuperación deben ser más cortos para volver pronto al terreno de juego, por ello se usan técnicas más agresivas.

Mesoterapia terapéutica

La mesoterapia terapéutica consiste en la aplicación de sustancias (frecuentemente de carácter homeopático) en la piel, de forma percutánea, a través de agujas de pequeño calibre y tamaño.

Corrección de la marcha y la pisada

Mediante el análisis podal (estático y en movimiento), se localizan y corrigen los desequilibrios que puedan producir lesiones en rodilla, cadera o columna.

Terapia con Diatermia

La tecarterapia trata las patologías del aparato locomotor aplicando corrientes de Diatermia en el interior del tejido para provocar vasodilatación e hiperoxigenación del tejido. Así se consigue reducir mucho el tiempo de recuperación.

Ecografía

Mediante el ecógrafo observamos sus huesos, articulaciones, músculos y ligamentos para descubrir exactamente la lesión que le produce dolor. Se trata de un método no invasivo e indoloro, muy efectivo para la valoración de todo tipo de patologías musculo esqueléticas.